La odontología en el siglo XXI

La odontología en el siglo XXI se adapta a los tiempos. Todos sabemos que en el pasado, tanto el diagnóstico como el tratamiento de las patologías dentales, caso de la caries o enfermedades periodontales eran distintas. La enfermedad dental antes era rápida y no había demasiadas opciones de tratamiento, salvo las temidas extracciones dentales cuando era imposible tratar los dientes o su destrucción era muy avanzada ya.

Ahora hay avances importantes y esto ha permitido la prevención de patologías tales como la caries o la periodontitis. Con las grandes técnicas de diagnóstico de tipo clínico y radiológico, podemos determinar el estado de nuestra lesión y así actuar de forma temprana, de tal manera que podamos tener un pronóstico mejor y así conservar bien los dientes.

Avances en la educación oral

En este sentido, es posible contar con salud oral por la gran diversidad de diseños de cepillos, todo ello para que aumente la eficacia de la remoción de la propia placa, con independencia de la técnica o forma que tenga el cepillado. De igual forma lo podemos encontrar en colutorios y demás irrigadores de boca que hagan posible contar con una buena higiene oral.

Actualmente es valorado mucho la posición que tienen los dientes, pues en anteriores siglos no se le daba la importancia debida ni existían tratamientos.

No olvidemos que nuestra educación ha llegado a evolucionar desde que éramos pequeños en las escuelas y en las propias casas para contar con una buena salud bucodental. Los pediatras también suelen aconsejar el hacer revisiones a los pequeños a partir de los 3 años, de tal forma que puedan desarrollar una prevención y tratamiento justo a tiempo.

¿Qué avances en tratamientos dentales existen?

Ahora es bastante importante la posición de los dientes y que estén alineados de forma correcta de tal forma que podamos prevenir las enfermedades dentales. La mal posición y unas medidas de higiene no facilitan que sea completa, por lo que puede haber pérdida de hueso completa, con la consiguiente encía inflamada e ir acumulando comida entre los dientes complicada de quitar.

Todos los avances en el terreno odontológico permiten que se utilicen técnicas nuevas en escáneres y en las impresoras 3D, las cuales hacen posible el desarrollo de alineadores transparentes que utilizamos para poder mover los dientes con el conocido sistema invisalign y que no precisan de utilizar los brackets dentales.

Los avances importantes de odontología actual tienen a la implantología como uno de los más importantes. Con ellos se pueden reemplazar los dientes perdidos para ir reponiendo la capacidad de masticar y para sonreír. Un campo donde se ha avanzado para poder colocar los implantes y el nuevo diente fijo en el mismo día.

En cuanto a la estética dental, se han producido avances importantes para desarrollar sistemas de adhesión nuevos y unos materiales con los que se pueden hacer carillas dentales sin que se tengan que estar limando los dientes. Además, te pueden mostrar diseños de sonrisa en 3D de forma que se pueda ver el resultado final del tratamiento estético antes de que comience.

El dentista del siglo XX deja paso al del siglo XXI

En el pasado, cuando nos dolía un diente o una muela, se quitaba, pero no se reponía, ahora se reponen las piezas siempre que la boca tenga unas condiciones que hagan posible la reposición en cuestión.

La reposición se produce, tanto si es con dentadura removible de quitar y poner o mediante un puente o con un implante dental.

En el caso de que las condiciones sean buenas, hay que reposicionar los dientes que estén perdidos con una serie de soluciones fijas, caso de los puentes u otros tratamientos implantológicos.

Ahora han pasado a ser un inmejorable tratamiento para que podamos conservar nuestra función para masticar y estética, como son los implantes dentales. Una solución que es la que mejor sale y que tiene una gran aceptación para que exista un buen funcionamiento a nivel dental.

En la clinicacooldent.com creen que se ha avanzado bastante en cultura dental como ven en las personas que se acercan a su clínica, pero también nos comentan que todavía queda mucho camino por recorrer, algo que es bastante interesante y que habla muy bien de los avances en educación, pero que no debería relajarnos, pues todavía queda mucho trabajo por realizar. Lo mejor en este sentido es valorar bien todas las opciones que tenemos y elegir en consecuencia.

Desde aquí os deseamos la mayor de las suertes a la hora de elegir vuestra clínica odontológica.

La depresión deja de ser un tema tabú a causa del coronavirus

Cuando hablamos de los efectos de una situación como la que estamos viviendo, siempre solemos hacer referencia a la crisis sanitaria, que ha provocado que haya muchas personas enfermas de coronavirus que se hayan quedado sin atención médica, o también podemos hablar de crisis económica puesto que una buena nómina de sectores y negocios se han ido al traste como consecuencia de las restricciones que ha sido necesario tomar para evitar la expansión del virus. Pero poco se ha hablado de otra serie de consecuencias que tienen que ver con la irrupción de la pandemia: las consecuencias psicológicas.

No han sido pocas las personas que se han tenido que enfrentar a estas consecuencias, especialmente si uno de nuestros familiares ha fallecido a causa del virus y no hemos tenido la posibilidad ni siquiera de darle un beso de despedida. Enfrentarse a una situación así no es del agrado de nadie y por mucha ayuda con la que contemos de parte de nuestros familiares o amigos, vamos a sufrir males como la depresión, que ya eran bastante comunes en España antes de la irrupción de la pandemia, pero que ahora se han convertido en uno de los problemas de salud más repetidos en todo el panorama nacional.

Según una noticia publicada en la página web del diario La Vanguardia, se calcula que uno de cada cinco españoles ha sufrido algún efecto de la depresión a causa del coronavirus. No es para menos. Y es que la depresión no es solo la causa del fallecimiento de un familiar en las circunstancias que os hemos comentado más arriba. Una persona que sea muy social y que necesite un continuo contacto con la gente habrá tenido muchos problemas para enfrentarse a una situación completamente diferente a la que está acostumbrado y a la que realmente quiere.

La página web de EFE Salud, por su parte, hacía referencia a las cifras que nos dejaba la depresión antes de que el coronavirus monopolizara la actualidad en España y en el mundo. En concreto, entre el 8% y el 15% de las personas sufría este mal. Si tenemos en cuenta el dato que os proporcionamos en el párrafo anterior, vemos como el índice con la pandemia ha subido hasta el 20%. En total, eran 350 millones de personas las que padecían depresión con anterioridad a la existencia de la pandemia. Imaginaos las que puede haber ahora con la cantidad de cambios a peor que se han venido produciendo de un tiempo a esta parte.

Hasta hace no demasiado tiempo, hablar de la depresión no parecía estar bien visto por parte de las sociedades occidentales. Era un tema tabú. Entre los aspectos positivos que nos ha dejado la pandemia, que obviamente no son muchos ni justifican la aparición de esta, se encuentra el aumento de la visibilidad de un problema como este, el de la depresión, que ha salido de su escondite y que ahora sí es tenido en cuenta por parte de la sociedad contemporánea. Nos cuentan de este Psicólogo Valladolid Vanessa Sanz que es lo que está permitiendo que gente que nunca se planteó la posibilidad de destapar sus miedos tenga ahora la opción de expresarlos y combatirlos.

Un mal que todos y todas somos susceptibles de padecer 

Hay una buena nómina de motivos por los cuales podemos llegar a sufrir una depresión, seamos como seamos. Y no hace falta que padezcamos una pandemia para sufrirlos. El fallecimiento de un familiar, el final de una relación amorosa, la infelicidad de nuestro puesto de trabajo… Todo nos puede generar problemas en materia psicológica. Por eso, nunca podemos descartar que vayamos a necesitar algún tipo de ayuda profesional en este sentido.

Es evidente que la pandemia ha multiplicado las razones por las cuales somos más susceptibles que nunca de padecer los efectos de la depresión. Hay muchísima gente que se ha quedado sin trabajo, hay muchos emprendedores que han tenido que cerrar sus negocios a causa de las restricciones. Muchas otras personas se sienten encerradas en su casa, viviendo solas y sin ningún tipo de consuelo en materia de sociabilidad (algo que ha ocurrido especialmente entre los ancianos). No es fácil enfrentarse a situaciones así ni mucho menos.

Por todas estas cosas, podemos concluir que la labor de los psicólogos es más importante que nunca y que así va a ser de cara a los meses que están por venir. Porque la pandemia está siendo combatida con una vacuna que es eficaz, sí, pero todavía no la hemos derrotado por completo. Falta un último empujón para devolver la vida a lo que era antes. Esperamos que, para cuando eso ocurra, hayamos aprendido la lección y que la depresión no vuelva a ser tratada como un problema menor y del que nadie habla. Tere ser todo lo contrario.

 

9 beneficios del aceite de oliva que debes descubrir

Al aceite de oliva se le conoce como el oro líquido de la gastronomía. Y esto se debe a diferentes cuestiones como su color característico y a su precio (en comparación con otros tipos de aceites). Pero el aceite de oliva virgen extra también es un alimento muy “rico” por sus amplios beneficios y propiedades saludables que aporta. Unos beneficios que vamos a descubrir en este artículo.

1. Tiene propiedades antibacterianas

El aceite de oliva tiene propiedades antibacterianas, así se ha demostrado a través de diferentes estudios que es muy eficaz contra algunas bacterias como la Helicobacter pylori, la Salmonella y otras más desconocidas como Staphylococcus aureus o Shigella sonnei.

2. Reduce el colesterol

Otro de los principales beneficios del aceite de oliva es que ayuda a reducir el colesterol malo, este es el que se acumula en las paredes de las arterias y las vas obstruyendo dificultando la circulación de la sangre. Pero además de que el aceite de oliva reduce este tipo de colesterol también aporta colesterol bueno, que se encuentra en los ácidos grasos monoinsaturados del aceite de oliva.

3. Previene la artritis

La artritis es una enfermedad bastante común que provoca la inflamación de la membrana que cubre las articulaciones y en algunos casos como la artritis reumatoide deforma las articulaciones y genera bastante dolor. Pues bien, deberías saber que existen varios estudios científicos que han demostrado que el consumo de aceite de oliva ayuda a prevenir esta enfermedad. Además, reduce los dolores derivados de la artritis, ya que reduce la inflamación y ayuda a combatir el estrés oxidativo.

4. Mejora la salud intestinal

El aceite de oliva también mejora la salud intestinal y del aparato digestivo. Como hemos visto cuenta con propiedades antibacterianas, lo que mejora la salud de estos órganos del cuerpo, pero también aumenta el PH del organismo y actúa como protector del aparato digestivo.

5. Mejora la estética de la piel

El aceite de oliva es un ingrediente muy utilizado en cremas y geles, ya que mejora la estética de la piel. Pero estos beneficiosos no solo se consiguen a través de cremas, también con su consumo en la alimentación. Y es que el aceite contiene agentes antienvejecimiento que ayudan a mejorar la estética de la piel.

6. Previene diferentes tipos de cáncer

El aceite de oliva aporta al organismo diversos antioxidantes que permiten reducir el daño oxidativo por los radicales libres, que se cree que son una de las principales causas de cáncer. Así, los expertos dicen que el aceite de oliva previene de diferentes tipos de cáncer como el cáncer de mama. Esto lo han demostrado varios estudios científicos como el ensayo de la Universidad de Navarra y el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatológica de la Obesidad y la Nutrición que refleja que por cada 5% más de calorías provenientes del consumo de aceite de oliva que consume una persona se reduce en un 28% por ciento el riesgo de padecer el cáncer de mama.

7. Es beneficioso para perder peso

Otro de los beneficios del aceite de oliva es que es una grasa saludable que se emplea en dietas porque ayuda a bajar de peso. Principalmente por tratarte de un aceite mucho más saludable que el resto, como el de girasol o el de coco. Pero también porque acelera el metabolismo, lo que ayuda a quemar calorías y a bajar de peso.

8. Previene de varias enfermedades cardíacas

Ya hemos dicho en un punto anterior que el consumo de aceite de oliva reduce el colesterol. Una condición que ayuda a prevenir muchas enfermedades cardíacas. Pero a la reducción del colesterol se suman otros puntos positivos que ayudan en la prevención como que reduce la inflamación o la coagulación no deseada de la sangre.

9. Ayuda a no perder las funciones cognitivas

El último beneficio que vamos a destacar en este artículo es que el aceite de oliva ayuda a no perder las funciones cognitivas gracias a que cuenta con polifenoles, unos compuestos que actúan como antioxidantes y potencian el nacimiento de nuevas neuronas o la formación de tejido cerebral.

En definitiva, estos son los principales beneficios del aceite de oliva. Aunque hay que señalar que existen diferentes tipos de aceite de oliva y en función de la calidad las ventajas se apreciarán más o menos en función de las características del propio oro líquido. “El aceite de oliva virgen extra es el mejor aceite de oliva y el que cuenta con más elementos beneficiosos para la salud”, confirman desde la Cooperativa Agrícola Nuestra Señora de los Ángeles, donde producen aceite de oliva ecológico y aceite de oliva virgen extra de la mejor calidad. Por lo que si quieres disfrutar de todos los beneficios de este artículo no te olvides de que el aceite de oliva debe ser virgen extra.

 

La cristalería que no debe faltar en tu hogar

La vajilla y la cristalería son elementos que no deben faltar en ningún hogar. Quizá la vajilla tiene más importancia que la cristalería, o al menos se le suele dar mayor importancia.

Sin embargo, también hay que escoger bien la cristalería del hogar. Existen multitud de copas y vasos diferentes, cada uno adecuado para un tipo de bebida. Pero en este artículo te vamos a explicar la cristalería básica que no debe faltar en ningún hogar.

  • Copas de vino

Si eres un amante del vino seguro que tendrás copas de vino tinto y copas de vino blanco, o incluso copas de Jerez. Sin embargo, si no dispones de espacio suficiente o tan solo te tomas una copa muy de vez en cuando o en compañía, basta con una copa intermedia. O simplemente puedes optar por disponer la copa del vino que tomas habitualmente. Así te evitas tener que comprar copas de varios tamaños que ocupan mucho hueco en tus estanterías y a las que no les das partido.

Pero en cualquier caso, independientemente del tipo de copa, es importante que tengas en cuenta a la hora de comprar las copas de vino su calidad y es que en este aspecto es mejor invertir un poco más para conseguir un producto duradero que gastarte poco y al mínimo roce se rompe la pieza por su debilidad.

  • Copas de cava

Nunca se sabe cuándo vas a tener un motivo que celebrar para brindar con champán o cava. Por eso te recomendamos que tengas en tu hogar unas cuantas copas de cava, pero al menos dos, ya que seguro que cuando abras una botella estás en compañía. Además, en ocasiones especiales como Navidad o celebraciones en las que hay invitados en la mesa prácticamente las copas de cava se vuelven indispensables.

  • Vaso tradicional

Por supuesto, en ningún hogar debe faltar el tradicional vaso de cristal para el día a día. Este tipo de vasos suelen tener una capacidad entre 200 y 250 ml y se suelen comprar en packs, lo que hace que la compra sea más económica. Ya que hay que contar con bastantes vasos de este tipo, al menos uno para cada miembro del hogar. Pero nunca está de más comprar el doble, por si tenéis alguna visita o se rompe alguna pieza.

Sobre el estilo están los tradicionales vasos de cristal transparente, pero también se pueden encontrar modelos más divertidos de colores o dibujos grabados.

  • Copa de balón

Si de vez en cuando te gusta beber un combinado el vaso perfecto es la copa de balón. Se trata de un tipo de copa idónea para degustar gin tonics, ya que su forma permite atrapar mejor el aroma de la ginebra y aporta un mejor sabor a la propia bebida.

Sin embargo, también se puede utilizar para beber otro tipo de combinados o mezclas a base de bebidas como vodka o incluso Martini seco. Por supuesto, si lee esta recomendación un barman no estará de acuerdo. Pero para tomar una copa de ciento a viento la copa de balón es una opción muy versátil que deberías tener en las estanterías de tu hogar.

Aunque si no eres mucho de gin tonics y prefieres otro tipo de cócteles elaborados con alcohol y refresco también puedes optar por lo típicos vasos de tubo que ponen en cualquier discoteca cuando pides una copa. Y a este tipo de vasos también les puedes sacar bastante partido con otros usos como para beber refrescos o zumos.

  • El vaso de tu bebida favorita

Si tienes una bebida favorita que te apasione beber sería conveniente que tuvieses el vaso idóneo para degustarla. Y es que cada bebida se recomienda beberla en la cristalería adecuada para disfrutar mejor sus aromas y apreciar en el paladar todos los matices. “La sidra se debe beber en vasos especiales que suelen destacar por su tamaño y porque son muy finos. Mientras que por ejemplo el whisky se recomienda degustarlo en el vaso llamado Old Fashioned”, explican desde Giona Company, empresa especializada en cristalería y accesorios especializados en la degustación de vinos. Así que infórmate sobre cuál es el vaso perfecto para tu bebida favorita y compra al menos uno para tomarla como se merece. La inversión merecerá la pena.

Esta es la cristalería básica que no debe faltar en ningún hogar. Pero como hemos comentado con anterioridad, también dependerá un poco de tus gustos que necesites copas especiales o cristalería adicional a estos básicos.