La protección de datos, uno de los temas más de actualidad para los comerciantes

Los datos siempre han sido uno de los temas más importantes y con los que mayor cuidado debían de tener los comerciantes y es que más allá de nombres y apellidos, estamos hablando de los datos personales de cada uno de los compradores o clientes o proveedores de nuestra empresa. Una información que cada vez tiene más valor y que, por ello, las autoridades se encargan de intentar proteger. Tanto es así que en la actualidad existen empresas que comercian con estas bases de datos, pero no solo eso, sino que cada día se enjuicia a compañías que intentan hacer un uso fraudulento de ellos. Es por esto por lo que nosotros como comerciantes debemos de tener siempre en cuenta que cuando trabajamos con datos de terceras personas debemos de tratarlos con el mayor de los cuidados que le podamos dar. Así, a lo largo de este post os queremos hablar de las novedades que incluye la nueva ley de protección de datos para que, a vosotros, al igual que a nosotros, no os pille el toro a la hora de trabajar y os enfrentéis a una importante sanción por parte de las autoridades.

Para que os hagáis una idea de lo que os estamos hablando, nosotros nos estamos refiriendo a la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, una ley que se ha modificado de forma reciente, dando por resultado esta que os acabamos de mencionar y que, entre otros, como novedades, incluye los siguientes aspectos:

  • Sistema de denuncias internas anónimas. Una novedad propuesta por la AEPD son los sistemas de denuncias internas anónimas, mediante las que se puede poner en conocimiento de una entidad privada la comisión de conductas o actos que pudieran resultar contrarios a la normativa de protección de datos. Estos sistemas se convierten en imprescindibles para que las personas jurídicas puedan acreditar la diligencia necesaria para quedar exentas de responsabilidad penal. La ley dota de este modo a las empresas de un mecanismo que les permite conciliar el derecho a la protección de datos de las personas con su propio derecho.
  • Ámbito laboral. Por otra parte, la Ley actualiza las garantías del derecho a la intimidad frente al uso de dispositivos de grabación de sonido y vídeovigilancia en el trabajo. Refuerza igualmente las garantías del derecho a la intimidad en relación con el uso de dispositivos generales puestos a disposición de los trabajadores, completando la regulación del derecho a la intimidad ante la utilización de sistemas de geolocalización en el ámbito laboral, de los que deberán ser informados los empleados.
  • Sistemas de información. En relación con los sistemas de información crediticia (conocidos como ficheros de morosos) otra novedad es que el texto legislativo reduce de 6 a 5 años en periodo máximo de inclusión de las deudas, además, se exige una cuantía mínima para la incorporación de las deudas a dichos sistemas de 50 euros, no existía una cantidad mínima con la anterior ley.
  • Competencia desleal. La Ley de competencia desleal se modifica, se regulan como prácticas agresivas las que tratan de suplantar la identidad de la Agencia Española de Protección de Datos o sus funciones y las relacionadas con el asesoramiento conocido como “adaptación a coste cero” a fin de limitar el asesoramiento de escasa calidad a las empresas.

Sin embargo, estas no son las únicas novedades que incluye la nueva ley, por lo que es de vital importancia que contemos con un buen asesor que nos informe para poder hacer todos los procesos de acuerdo a la legalidad vigente. En este sentido, si vosotros no contáis con un abogado de confianza, nosotros os recomendamos que recurráis a Trámites Fáciles Santander Abogados y Asesores, puesto que ellos se dedicarán en cuerpo y alma a ofreceros todos los servicios que necesitéis y así podáis estar al tanto de cada una de las novedades legislativas y con ello os garanticéis seguir trabajando con seguridad.

Otras novedades de la nueva ley de protección de datos

Además de las que os hemos ido contando a lo largo del post, lo cierto es que existen otras novedades que se incluyen en la nueva ley de protección de datos, tales como:

  • Personas fallecidas. Una importante novedad es que la nueva normativa reconoce específicamente el derecho de acceso y, en su caso, los derechos de supresión o rectificación por parte de quienes tuvieran personas fallecidas por razones de hecho o familiares y a sus herederos. Cuando el fallecido los hubiera prohibido, la medida limita el ejercicio de estos derechos.
  • Menores de edad. Con respecto a los menores, la norma fija en 14 años la edad a partir de la cual se puede prestar consentimiento de manera autónoma. Además, se regula expresamente el derecho a solicitar la supresión de los datos facilitados a redes sociales u otros servicios de la sociedad de la información por el propio menor o por terceros, durante su minoría de edad.

Mantener un bar abierto durante la pandemia es posible, pero solo si lo hacemos bien

Nos ha tocado vivir en una de las épocas de la evolución más complejas y es que ni los más ancianos tienen recuerdo de haber pasado tanto tiempo encerrados en sus casas y es que esta pandemia nos está cambiando a todos por completo. Y es que más allá de los problemas mentales que se puedan asociar a esta situación que es nueva para todos, también los comercios, los bares, los restaurantes, las empresas… todos y cada uno de los sectores está sufriendo los efectos de la Covid-19. Sin embargo, a pesar de todo lo que nos está ocurriendo y, aún con las limitaciones que nos restringen en muchas comunidades, lo cierto es que mantener un bar abierto durante la pandemia es posible, aunque cabe reseñar que solo es posible si lo hacemos bien. No obstante, como siempre en esta pandemia, cada ciudad, cada comunidad o cada país tienen sus propias normativas vigentes, las cuales van cambiando con el paso de los días, por lo que siempre debemos de estar al tanto de las últimas novedades, pero, por norma general, siempre que cumplamos con las obligaciones vigentes, lo cierto es que podemos abrir.

Como os decimos, en algunos lugares existe una limitación de aforo, en otros, otra, en algunas zonas no podemos consumir en barra, no nos podemos juntar más de 4 o 6… cada lugar tiene su propia normativa aplicable. Pero más allá de todo esto, siguiendo los siguientes consejos, lo cierto es que podremos minimizar las pérdidas y mantener el establecimiento abierto:

  • Comprobar que los clientes cumplen con su parte. Además de garantizar la distancia de seguridad entre clientes y mesas, los establecimientos de hostelería deben adoptar numerosas medidas para minimizar el riesgo. Estas son unas medidas que nos interesa observar cuando se llega a una terraza, tanto como propietarios como clientes y es que todos los camareros y empleados se aseguren de que los clientes usen gel hidroalcohólico a la entrada de la zona de servicio, puesto que esto da una buena pista sobre la seguridad en ese local.
  • Implementación de medios digitales para pagos y cartas. Muchos establecimientos han puesto a disposición de sus clientes, por primera vez, cartas o menús digitales. Así como otras medidas habituales antes de la pandemia, como la posibilidad de pagar con tarjeta o con el móvil.
  • Desinfección frecuente. El recambio de la mantelería y retirar el uso de utensilios de autoservicio, como servilleteros, son ahora más necesarios que nunca además de desinfectar el mobiliario tras cada servicio. Con todo, desde la SEE (Sociedad Española de Epidemiología) insisten en que lo fundamental no es el “control de fómites” (sustancias o superficies que, si se contaminan, puede transferir el patógeno de un individuo a otro), ya que la principal vía de contagio de la Covid-19 es respiratoria. En este sentido, si vosotros no sabéis qué producto es mejor para desinfectar vuestro local, nosotros os recomendamos que recurráis a Stocknet, quienes tienen productos químicos de limpieza de gran calidad puesto que ellos solo trabajan con primeras marcas que os permitirán llevar a cabo las tareas de limpieza de la mejor forma posible.
  • Uso de mascarillas. Del mismo modo que es importante que los clientes lleven la mascarilla puesta hasta que empiecen a consumir y, sobre todo, mientras les toman la comanda, todo el personal del restaurante debe llevarla puesta en todo momento.

¿Qué medidas deben tomar los clientes?

Evitar el contagio es responsabilidad de todos y es por eso que no es solo el bar o el restaurante el que debe tomar medidas. En este sentido, a continuación, os detallamos algunas de las que han de tener en cuenta los clientes:

  • Distancia de seguridad. Dado que no se puede comer ni beber con mascarilla, es importante mantener una distancia social de al menos 1,5 metros, como estableció el real decreto de transición hacia la “nueva normalidad”. Esta separación evita que nos alcancen las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar, y que, según la OMS, difícilmente pueden recorrer más de un metro de distancia.
  • Quitarse la mascarilla solo para comer o beber. Salvo en el momento de comer o beber, los clientes deben tener la mascarilla puesta, especialmente en el momento de realizar la comanda, ya que en el momento en el que el camarero se acerque a la mesa a tomarla es muy posible que no se pueda cumplir la distancia de seguridad con todos los ocupantes de la mesa. Del mismo modo, si finalizada la comida disfrutamos de una sobremesa charlando con nuestros compañeros de mesa, lo más seguro para todos es que la charla se realice con las mascarillas puestas.
  • No compartir objetos ni alimentos. Otra medida esencial para evitar el contagio es la de no compartir alimentos ni bebidas: tapas individuales, evitar coger ceniceros -en las localidades que aún esté permitido fumar-, saleros o beber del vaso de otro.

Aunque la infección por la vía alimentaria es algo más complicada, dado que el coronavirus es un virus respiratorio por lo que ingerir alimentos es en general una práctica segura.