Ideas para mejorar el baño

Para que un baño sea una estancia funcional, confortable y agradable se debe planificar tanto la distribución de los elementos que lo integran como el diseño y calidad de los materiales. Intentar maximizar o aprovechar los metros disponibles exige una buena planificación de la distribución en función de su forma, puesto que, aunque no se puedan incrementar los metros de superficie, sí se puede dar una mayor sensación de amplitud mediante una buena elección del equipamiento y los materiales, por lo que os sugiero algunas pequeñas ideas para conseguir una solución acertada:

  • En un baño con forma cuadrada, una distribución en forma de U aprovecha muy bien los metros.
  • En baños rectangulares o alargados, la disposición de los elementos en línea es muy adecuada, además de dejar un espacio despejado frente a los sanitarios.
  • En baños muy reducidos, una opción para aprovechar mejor el espacio es instalar en un rincón entre paredes un pequeño lavabo o una simple encimera en esquina con un pequeño lavabo. En el mercado existen piezas especialmente diseñadas para poder adaptarse a baños pequeños. Una solución ingeniosa es delimitar el espacio de la ducha con un tabique, que puede llegar al techo o no, y apoyar en él el mueble del lavabo.
  • Una fórmula que da sensación de una mayor amplitud es la instalación de los sanitarios suspendidos. Si a ello se le suma poder empotrar la cisterna, se conseguirá un entrante donde se pueden colocar unas baldas.
  • El alicatado de las paredes y suelo en colores claros o blanco dan una sensación de luminosidad, amplitud y limpieza, además de combinar perfectamente con cualquier estilo decorativo. Actualmente están muy en auge los azulejos tipo metro, tanto en acabado brillo como en mate, por lo que, si queréis estar a la moda, nosotros os recomendamos que os paséis por Cerámica a mano alzada, donde encontraréis todo aquello que necesitéis sobre el mundo de la cerámica.
  • La utilización de la madera en el baño le aporta un toque de confort y calidez. Su uso más frecuente es mediante un armario bajolavabo o en cestas de almacenaje. Actualmente la madera también se instala frecuentemente como pavimento del suelo de la ducha, por su calidez al tacto y la grata sensación de relax que nos proporciona, que nos recuerda a un spa. Para que esta madera no se estropee con la humedad ha de ser de pino cuperizado, tratado con sales, o de madera tropical como el iroco o la teca.
  • Si se necesita instalar dos lavabos en un baño, se ha de tener en cuenta que la encimera debe medir al menos 135 cm. de largo por 55 cm. de fondo y que entre ambos lavabos han de quedar libres al menos 20 cm.
  • En baños compartidos, lo más cómodo es aislar el inodoro en una cabina aparte. Esta división se puede realizar con diversos materiales, pero una buena opción sería mediante un cristal translucido, que sin perder apenas espacio nos proporciona intimidad a la vez que no resta amplitud ni luminosidad a la estancia.
  • La iluminación es un factor muy importante a la hora de decorar el baño pues además de contribuir a ganar sensación de amplitud nos ayudará a tener controladas las tan temidas sombras a la hora del maquillaje.
  • El almacenaje es esencial en los baños de hoy en día. Necesitamos ordenar y guardar multitud de botes, productos de aseo, perfumes, peines, cepillos, secadores, toallas… que no deseamos dejar a la vista, para ello podemos optar por instalar un mueble bajolavabo que aprovecha perfectamente el espacio bajo el lavabo y tienen una gran capacidad de almacenaje o algún elemento auxiliar como cajoneras con ruedas, carritos con cestas, una columna de almacenaje y cestas, muchas cestas.
  • En un baño pequeño el espejo se puede convertir en nuestro gran aliado, ya que bien situado juega a favor del espacio creando sensación de amplitud, y no tenemos porqué limitarnos a colocar solamente uno encima del lavabo, podemos jugar con ellos colocándolo frente a una ventana para que refleje el exterior, en la pared del fondo del baño para proporcionar profundidad…

Las plantas que mejor se adaptan al baño

Las plantas son una excelente decoración para el baño, no solo por estética, sino que su ambiente húmedo favorece su desarrollo y adaptación, por lo que las plantas que mejor se adaptan a sus condiciones son el helecho, el bambú, la hiedra, el philodendon, la peace lily también conocida como espatifilo, la Sansevieria trifasciata, el pothos, las orquídeas, Aloe Vera, la zamioculca…

Las cuerdas, un elemento cada vez más habitual en los juegos eróticos

Con el paso de los años hemos ido avanzando como sociedad y es que tan solo hace falta vernos para darse cuenta de que prácticamente la mayoría de las costumbres o de las formas de trabajar han cambiado. Si bien es cierto que a lo largo de la historia siempre hemos ido dando pasos adelante y avanzando hacia el progreso, lo cierto es que en los últimos tiempos estos cambios se notan en especial. Así, la aparición de la tecnología de la información es una de las principales cuestiones que han hecho que demos un importante paso hacia el futuro, si bien, no es la única, dado que en otros muchos campos hemos dado saltos de gigante para llegar al punto en el que estamos actualmente. Sin embargo, muchas veces nuestra sociedad no necesita grandes lujos para vivir y es que hoy en día muchos de nosotros decimos que preferiríamos una vida más tranquila, sin redes sociales, sin agobios… y es que lo realmente cierto es que muchas veces disfrutamos más con las cuestiones más simples.

En este sentido, en el sexo siempre nos vamos hacia nuestros principios más básicos pero lo cierto es que podríamos decir que es, sin duda alguna, donde más disfrutamos. Es por ello que no necesitamos tecnología, aunque también la hay, sino que con una simple cuerda somos capaces de hacer magia. Así, a lo largo de las siguientes líneas os queremos mostrar algunos nudos que podemos hacer con unas simples cuerdas y que nos harán gozar de verdadero placer.

Cuando hablamos de cuerdas, aunque podemos hablar de Shibari, lo normal es que hablemos de bondage, y es que esta es una práctica erótica que está cada vez más extendida en todo el mundo y que está pensada para ser practicada en pareja. En concreto, consiste en inmovilizar a la otra persona realizando diversos tipos de nudos, hechos con cuerdas, telas y corbatas, entre otros elementos. Si bien, lo primero que vale la pena aclarar es que no tiene nada que ver con el sadomasoquismo, actividad que para muchos es muy polémica. Lo único que ambas actividades tienen en común son las ataduras. Es por ello por lo que el bondage, bien practicado, no tiene torturas ni dolor y es que el placer está en la dominación de una persona y en la entrega de la otra. Así, quien va a estar atado se encuentra a plena disposición de su pareja para que cumpla con sus fantasías. Y el que lleva a cabo los nudos del bondage, tiene la responsabilidad de cumplir con las expectativas de su compañera o compañero de aventuras.

En este sentido, la clave para tener una experiencia sumamente satisfactoria está en tener plena confianza con la persona que vamos a realizar esta actividad en la intimidad y es por esta razón, por la que suele ser una práctica que crece exponencialmente entre aquellas parejas que llevan varios años juntos, porque tienen el conocimiento y la seguridad necesaria para experimentar una nueva actividad sexual. Por supuesto que otra de las claves al momento de hacer bondage está en los nudos que se hagan, así, independientemente del tipo de atadura, es imprescindible tener cuidado para no lastimar a la pareja y arruinar el momento. Pero no solo eso, sino que contar con unas cuerdas de calidad es más que fundamental. Por ello, si vosotros queréis iniciaros y no conocéis un proveedor de confianza, nosotros os recomendamos que os paséis por Cuerdas Valero, quienes, además de experiencia y saber hacer, cuentan con una amplia gama de productos de primeras calidades, por lo que este es, sin duda alguna, uno de los mejores proveedores de confianza que os encontraréis en el mercado.

Y si ya tenemos la mejor cuerda del mercado, solo nos queda ponernos manos a la obra y podemos empezar por:

  • Corbata de una sola columna. Este es uno de los nudos más básicos que se pueden hacer y, lo mejor, es que no necesita de grandes trucos para llevarlo a cabo. En general, se utiliza una cuerda -o cualquier otro utensilio- y se hace un nudo sólo con el giro de la cuerda, que debe atar el tobillo o la muñeca con parte de algún elemento que haya en la habitación (alguna silla o el respaldo de la cama, por ejemplo). Así, muchos principiantes suelen empezar por la corbata de una sola columna debido a la facilidad para atar a la pareja en al momento de hacer bondage.
  • Nudo mariposa. Otra de las ataduras más clásicas, ideal para aquellas parejas novatas. En este caso, se cogen los dos brazos y se pasa la cuerda entre los miembros y algún objeto del hogar resistente. Lo mismo se hace con las piernas, es decir, se atan las dos juntas. La diferencia es que aquí, en lugar de cuatro nudos, necesitaremos sólo dos. No requiere grandes complicaciones y, además, no ejerce ningún tipo de presión, por lo que la seguridad está garantizada.

La cabeza de alondra nos será útil con algo de experiencia

Este tipo de atadura es otra muy buena opción para aquellos que tienen alguna experiencia en esta práctica sexual, puesto que se usa utiliza para enganchar la cuerda a otras ataduras ya existentes, sin la necesidad de implementar trucos difíciles. Literalmente, es muy útil para crear corsés de cuerda que puedan enrollar los miembros, de tal manera que se creen varios puntos de enganche. En definitiva, es un nudo algo más complejo de realizar, pero sumamente efectivo para tener una experiencia bondage de gran intensidad.

Novedades importantes sobre las competencias profesionales

Con el fin de relanzar la situación actual del mercado laboral de nuestro país, fuertemente golpeado por la crisis económica desencadenada por la pandemia del Covid-19, y crear unas respuestas dinámicas y oportunas, tanto con capital humano como con una alta y eficiente cualificación profesional, el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha publicado en el Boletín Oficial del Estado de fecha 10 de marzo de 2021 el Real Decreto 143/2021, por el que se modifica el Real Decreto 1224/2009, de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral y que entró en vigor al día siguiente de su publicación.

¿Qué son las competencias profesionales?

Se entiende por competencias profesionales el conjunto integrado de habilidades, conocimientos y aptitudes que se necesitan para desempeñar un empleo especifico o desarrollar determinadas actividades profesionales. Existen dos tipos de competencias, las técnicas o específicas, que son aquellas asociadas a un determinado puesto de trabajo y por lo tanto su conocimiento es esencial para desarrollar con éxito una actividad laboral concreta, y las transversales, que son aquellos conocimientos comunes o actitudes generalizadas a cualquier entorno laboral, pero que pueden marcar una diferencia ante otras personas con la misma formación y experiencia.

Entre las competencias profesionales más demandadas actualmente podemos señalar el trabajo en equipo, adaptabilidad a los puestos de trabajo, el manejo de redes sociales, cloud computing o almacenamiento de información en la nube, conocimientos de SEO, marketing, etc. Actualmente las competencias profesionales están estrechamente relacionadas con las nuevas necesidades y situaciones laborales, teniéndose en cuenta ante cualquier proceso de búsqueda de empleo. Así, si vosotros no os queréis quedar atrás en las nuevas formaciones, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con la Escola Universitària Formatic Barcelona, dado que esta es una institución educativa privada que ha formado y titulado a más de 20.000 estudiantes en los ámbitos del turismo, comunicación y la empresa, mediante estudios de grado como el de turismo, ciclos formativos de grado superior como gestión de alojamientos turísticos, administración y finanzas, asistencia a dirección, etc.

Entre las modificaciones o novedades introducidas en el Real Decreto 143/2021, cabe destacar las siguientes:

  • En el apartado Dos, se modifica el artículo 11, apartados 1.c).1) y 2) y 1.d), los cuales quedan redactados de la siguiente forma:
  1. c) Tener experiencia laboral y/o formación relacionada con las competencias profesionales que se quieren acreditar:

1) En el caso de experiencia laboral. Justificar, al menos 3 años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en total, en los últimos 15 años transcurridos antes de la presentación de la solicitud. Para las unidades de competencia de nivel I, se requerirán 2 años de experiencia laboral con un mínimo de 1.200 horas trabajadas en total.

2) En el caso de formación. Justificar, al menos 300 horas, en los últimos 10 años transcurridos antes de la presentación de la solicitud. Para las unidades de competencia de nivel I, se requerirán al menos 200 horas. En los casos en los que los módulos formativos asociados a la unidad de competencia que se pretende acreditar contemplen una duración inferior, se deberán acreditar las horas establecidas en dichos módulos.

  1. d) En los casos en que las unidades de competencia profesional que se van a valorar cuenten, por su naturaleza, con requisitos adicionales, poseer documento justificativo de cumplir con dichos requisitos.

–             Apartado Tres. Se modifica el artículo 19, quedando redactado del siguiente modo:

La acreditación de una unidad de competencia adquirida por este procedimiento tiene   efectos de acreditación parcial acumulable de acuerdo con lo establecido en el artículo 8.3 de la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional, con la finalidad, en su caso, de completar la formación conducente a la obtención del correspondiente título de formación profesional o certificado de profesionalidad.

La administración competente reconocerá las unidades de competencia acreditadas, que surtirán los siguientes efectos:

  1. Convalidación de los módulos profesionales correspondientes, según la normativa vigente, y que se establece en cada uno de los títulos.
  2. Exención de los módulos formativos asociados a las unidades de competencia de los certificados de profesionalidad, según la normativa vigente, y que se establece en cada uno de los certificados.

Cuidador de personas mayores

En la actualidad uno de los perfiles profesionales con una mayor salida laboral es el de cuidador. Estos profesionales se ocupan, ayudan y prestan su apoyo a aquellas personas de edad avanzada que no pueden arreglárselas por si mismas en sus tareas diarias de aseo, vestuario, desplazamiento, etc. intentando mantener el máximo nivel de independencia y calidad de vida de la persona. Los cuidadores también pueden trabajar con personas que presenten algún tipo de discapacidad.