El Haltha Yoga mejora la flexibilidad

Para practicar yoga no es necesario ser flexible, aunque gracias a sus diferentes posturas descubrirás partes de tu cuerpo que ni sabías que existían.

El yoga se remonta al siglo VI a.C en la India. Muchas personas apuestan por esta disciplina para desconectar de los problemas y mantener buena forma, tanto física como mentalmente.

Es una disciplina que mejora la calidad del sueño, ya que los investigadores de Harvard comprobaron que ocho semanas de yoga al día mejora la calidad del sueño de las personas con insomnio. El Hatha Yoga es un tipo de yoga suave con posturas básicas, ejercicios de respiración y gestos o asanas de manos.

Desde la revista Cuerpomente informan que «es el más conocido y extendido en Europa y Estados Unidos, y del que han derivado más estilos o variantes. El hatha, que en sánscrito hace referencia al sol y a la luna como metáfora de la dualidad de la vida y de las energías positivas y negativas que se combinan en el cuerpo humano, restablece el equilibrio del cuerpo, relaja la mente y reorienta las energías».

“Es muy adecuado para rehabilitación de lesiones, para las contracturas musculares y para cambiar los malos hábitos posturales”, dice el experto Francisco Pascual.

El Hatha Yoga es perfecto si te gusta hacer deporte, ya que cuando uno se machaca mucho en el gimnasio, corre el riesgo de contraer el músculo. Con este yoga puedes realizar ejercicios de estiramientos.

A través de los movimientos físicos se introducen los ejercicios de meditación y respiración. Es importante realizar esta disciplina en un ambiente tranquilo con velas o incienso. Los profesionales del Palacio de Incienso, expertos en productos esotéricos, explican que el incienso puede equilibrar cuerpo, mente y espíritu. Apuesta por este producto porque reduce el estrés, regula las emociones y relaja.

Te aconsejamos que optes por ropa cómoda para hacer las posturas de yoga, pero las camisetas muy sueltas, no son las más indicadas porque si haces una asana boca abajo, puede que te tape la cabeza. No te olvides de comprar una esterilla para poder sentarte o tumbarte.

¿Cuáles son sus beneficios?

Los beneficios que aporta el Hatha Yoga son:

Mejora la flexibilidad: Mejora la elasticidad gracias a la práctica de las diferentes posturas, con movimientos lentos.

Evita el estrés: Esta disciplina reduce el estrés y la ansiedad. En las sesiones realizarás una serie de ejercicios para controlar la respiración, así podrás desconectar de la rutina.

Mejora la capacidad pulmonar: Gracias a las posturas puedes aumentar la capacidad pulmonar. Además, es una disciplina idónea para tonificar el cuerpo.

Entrena todo el cuerpo: Ayuda a entrenar el cuerpo y también evita lesiones.

No requiere de preparación física: A diferencia de otras disciplinas, personas de todas las edades pueden iniciarse en esta modalidad de yoga.

¿Cuáles son las posturas del Haltha Yoga?

A continuación, te explicamos las posturas de esta modalidad. ¡Sigue leyendo!

Posición de la cobra (Bhujangasana)

Túmbate boca abajo y coloca las palmas debajo de los hombros. Los codos han de estar doblados y deben mantenerse cerca del cuerpo.
Con una inspiración, estira los brazos para levantar el cuerpo del suelo, pero el ombligo tiene que permanecer en contacto con la esterilla. Es aconsejable contraer las nalgas para proteger la zona lumbar.

Posición del barco (Navasana)

Esta postura implica la fuerza de los abdominales y mejora el equilibrio. Siéntate en la esterilla con las piernas estiradas, y las levantas rectas, debes mantener el tronco y la columna en paralela.

Es importante formar con las piernas un ángulo de unos 45 grados con respecto al suelo. Después, levanta los brazos y los extiendes a los lados de las piernas.

Posición del árbol (Virksasana)

Es una de las asanas más conocidas de esta modalidad. Debes mantener el equilibrio en una pierna y levantar la otra llevando la planta del pie hasta el tobillo. Une las manos y colócalas a la altura del pecho.

La posición del perro al revés

Consiste en ponerse a cuatro patas sobre la esterilla con los pies separados y los brazos extendidos. Levántate pero deja los talones pegados en la esterilla, así que debes estirar la espalda y los brazos para formar una V invertida.

La posición del triángulo (Utthita Trikonasana)

Separa las piernas manteniendo las puntas de los pies en la misma línea. Gira el pie derecho 90° hacia afuera y el pie izquierdo hacia adentro.

Asegúrate que la pelvis permanezca frontal y el torso hacia la derecha sin que se doble hacia adelante o atrás. Con tu mano derecha toca la pantorrilla o el tobillo derecho.

Compártenos

Últimas publicaciones

Publicaciones relacionadas

La ropa personalizada, conoce más...

La ropa personalizada, cada vez está más de moda y es algo que nos confirman desde ya los la empresa anitials.com, que llevan ya un tiempo siendo una de las destacadas en el este segmento. No nos olvidemos que la moda es de los sectores que está sujeto a más…

Innovación en la que puedes confiar: los 5 desarrollos tecnológicos más importantes para prácticas arquitectónicas inteligentes

Antes de que el avión reemplazara a la diligencia, entregar cartas a largas distancias era un proceso que llevaba meses. Antes de la invención de la lavadora, lavar la ropa era un trabajo agotador y sudoroso. Y antes de que la grúa revolucionara la industria de la construcción, la construcción…

¿Cómo elegir al cirujano ideal para ti?

¿Cómo elegir al médico cirujano ideal para ti? Una de esas preguntas que muchos pacientes se hacen como nos comentan desde sus años de labor profesional en cqcaleroymanzano.com, por eso hace falta hablar un poco del tema para así poder clarificarlo. ¿Qué hace un cardiólogo pediatra? Con frecuencia se oye…