Cómo conseguir productos para tu negocio al mejor precio

El éxito de cualquier negocio es conseguir rentabilidad e ingresos y cuanto más altas sean las ganancias mejor. Y una manera de conseguir esa rentabilidad es comprando barato para luego poder vender más caro. Es una estrategia comercial básica. 

Y en este artículo os vamos a contar algunas maneras de conseguir productos para tu negocio al mejor precio, así como otras opciones que a pesar de que las ganancias puedan ser más bajas la inversión es mínima por lo que hay menor riesgo. Así que si tienes un negocio o estás pensando en emprender, ya sea en una tienda física u online atento a este post. 

· Comprando productos al por mayor 

Una manera de conseguir productos baratos para un establecimiento es comprando productos al por mayor. A más cantidad la unidad sale mucho más barata. Además, existen tiendas que venden al por mayor todo tipo de artículos y si quieres un producto concreto puedes solicitar presupuesto a diferentes empresas o comerciales para encontrar el mejor precio posible. 

· Proveedores asiáticos 

Por supuesto, una de las formas de conseguir productos por muy poco precio es con proveedores asiáticos. Las compañías asiáticas ofrecen precios muy competitivos. Y es una buena opción para conseguir la mayor rentabilidad posible. 

También existen muchos proveedores asiáticos diferentes o incluso compañías que se encargan de traer este tipo de productos de China y así los comerciantes tienen que esperar menos a que les lleguen los artículos, ya que cuentan con stock en sus almacenes. 

En cualquier caso, si optas por proveedores asiáticos tendrás que estudiar diferentes opciones y tener en cuenta la calidad de los productos, que en la mayoría de casos será menor que la de otros fabricantes. También deberías tener en cuenta que en algunos casos es mejor pagar un poco más por ofrecer más calidad. Y no estaría de más que antes de comprar grandes lotes o productos a proveedores asiáticos solicites alguna muestra o los veas en persona. 

Pero con estos proveedores seguro que conseguirás artículos a un bajo precio que luego podrás vender por una cantidad superior. 

· Con grandes lotes de liquidación 

Otra opción es comprando grandes lotes de liquidación en los que el precio de los artículos es mucho más bajo al que tienen en el mercado. Y si buscas puedes encontrar lotes de liquidación con productos de calidad que pueden ser una gran oportunidad para tu negocio. Y existen lotes de multitud de productos diferentes. “Se pueden encontrar grandes lotes de multitud de artículos, desde prendas textiles o de moda, muebles y artículos para el hogar, accesorios de oficina, productos de belleza o incluso electrodomésticos”, explican desde Liquistock, empresa mayorista de liquidaciones de stocks. 

· A través del dropshipping para reducir la inversión 

Y por último queríamos hablar del dropshipping, que a pesar de no ser una de las maneras más baratas para conseguir productos es muy interesante por otros motivos, ya que esta forma de negocio ofrece grandes ventajas para el empresario. 

El dropshipping consiste básicamente en actuar como una especie de intermediario. La persona que opta por el dropshipping se encarga de la venta de productos de otra empresa, pero en ningún caso dispondrá de los productos. La empresa de dropshipping cuenta con los productos en stock que vende el empresario y cuando este emprendedor tiene algún cliente es esta empresa la que se encarga de que el producto llegue al cliente final. 

La mayor ventaja que ofrece esta forma de negocio es que la inversión es mínima para el empresario, el riesgo es muy bajo y también es una manera muy cómoda porque solo se tiene que preocupar de vender. También hay que destacar que el empresario que apuesta por el dropshipping no tiene por qué disponer de un almacén ni de una gran logística, porque su empresa de referencia se encarga de ello. 

Aunque esta forma de negocio también tiene sus inconvenientes, entre los que hay que destacar que el empresario recibe unas ganancias mucho más bajas que si optase por comprar los productos a terceros, pero no existe prácticamente riesgo como decíamos anteriormente. Otra desventaja es que el comerciante que opta por el dropshipping no interviene en la paquetería o logística, por lo que si quiere tener detalles especiales con sus clientes o contar con packaging diferente tiene que solicitarlo a su empresa proveedora, que es quien se encarga de los pedidos. 

En definitiva, esperamos que estas formas de negocio te hayan ayudado a ver las diferentes opciones que ofrece el mercado de conseguir productos a un buen precio para luego vender a una cantidad mayor.

Deja una respuesta