Guía para elegir vestidos de fiesta

Algo de lo más habitual es enamorarse de una ropa y que no nos quede tal como esperamos. El caso es que hay algunos casos para poder elegir el atuendo más adecuado que nos pueda favorecer.

Es importante elegir un vestido adecuado

La selección de una prenda que no sea muy favorecedora puede ocasionar que parezcas desaliñada o incluso puede suponer incomodidad. Un vestido que sea el equivocado puede incuso que llegue a acentuar una serie de imperfecciones que, habitualmente, muchas mujeres quieren ocultar, como los rollitos que se producen en la espalda o el abdomen.

No podemos olvidarnos también de los grandes beneficios en el apartado psicológico, puesto que como te sientes a gusto con las prendas y aprecias que luzcan bien, vas a adquirir mayor seguridad y confianza. De la misma forma favorece a tu figura el adquirir un vestido adecuado para la silueta en cuestión.

Vamos con la figura para elegir tu vestido de fiesta:

Figuras triangulares

En el caso de que tengas hombros estrechos, poco pecho y la zona inferior sea de más grandes proporciones, esta es tu silueta. Aquí destacan las caderas que están bien definidas y las piernas. Se tiende a almacenar grasa en las caderas.

Aquí los vestidos que tienen escote en forma de V son perfectos. Con ellos se equilibra la apariencia al mostrar la parte de arriba. Los cortes ablusados son favorecedores, puesto que lo que hacen es disimular las caderas que son más grande y así también se da esa sensación de contar con mayor pecho. Es necesario evitar los diseños que dispongan de bastante volumen en las caderas o debajo al cintura, como sucede con los plisados o los de tul.

Figuras redondas

Aquí tiene volumen el abdomen, hay curvas y no está muy definida la cintura, así como se tienen los hombros redondos. En ocasiones se cuenta con las extremidades más delgadas que el resto del cuerpo.

En el caso de que sea esta tu forma, una buena opción para la estilización del cuerpo es el vestido de corte imperio. Se puede también enmarcar la cintura al usar un cinturón.

Los cortes Jackie puede que hagan una buena labor con tu figura. Siempre la prenda deberá tener volumen o vuelo en la zona baja. Siempre evita los diseños demasiado detallados o que tengan drapeados que estén a la altura de la cadera o los estrechos en las zonas bajas.

Figuras rectangulares

Aquí las mujeres que cuentan con esta clase de cuerpo tienen apariencias más rudas. En el caso de que tengas hombros, caderas y cintura alineados, estamos ante tu silueta. Al ser la forma una línea recta, nuestra sugerencia son los vestidos que dan ilusión de contar con curvas.

Los que son ajustados en la parte de arriba y tienen volumen en la cintura pueden ser interesantes. De igual forma, los que son tipo Lady o falda corte A son también ideales, puesto que moldean la figura. No te olvides de no usar vestidos rectos, de tubo o carentes de forma, pues no van a aportar nada, incluso te pueden hacer que te muestren demasiado simple.

Figuras de reloj de arena

El cuerpo que más buscan las mujeres. Al tener curvas en las partes correctas, son más sensuales. En el caso de que tus caderas o pecho sean armónicos y tu cintura se encuentre buen definida, este es tu caso.  Lo cierto es que esta clase de cuerpo puede tenerlo una mujer delgada como gruesa.

En el caso de que cuentes con dicha figura es necesario aprovechar todos estos atributos, pues la mayor parte de los vestidos te van a sentar realmente bien. Los más recomendables son los más parecidos a tu figura. Son los que se encargan de enmarcar la cintura, así como con algo de escote.

Creemos que es erróneo llevar un vestido recto u holgado, pues lo que hace es que no resalten tus curvas.

Figuras de triángulo invertido

Está caracterizada la figura por contar con hombros anchos, volumen de pecho y escasas caderas. Habitualmente cuenta con piernas esbeltas. Aquí lo que hay que hacer es moldear las extremidades inferiores para que el aspecto sea equilibrado. De otra forma se acentuará la desproporción del torso.

Son recomendables los vestidos de línea A, que son más moderados en la zona superior, pero tienen volumen en la falda. No olvides que tienes que dar protagonismo a las piernas y que se de la ilusión de que tienes más caderas. Evita las piezas que tengan tirantes delgados.

Escotes para la clase de busto

La forma que tenga el busto es importante cuando hay que elegir el vestido. Aunque has aprendido cómo elegir el vestido por la forma del cuerpo, también adquiere gran importancia conocer el mejor escote para que puedas llevar tu ropa.

Vamos con ello:

Barco

Perfecto para poder realzar los pechos de reducido tamaño. Está genial en las figuras con triángulo invertido, rectangular y de reloj de arena.

Corazón

Ideal para cualquier clase de senos.

Cuadrado

Recomendable para quienes tienen los hombros angostos y el cuello largo. Es bueno evitarlo en el caso de que se tenga la cintura ancha.

En V

Perfecto para poder suavizar los hombros e ideal para cuando se tienen las siluetas triangulares.

Halter

De gran versatilidad y donde destacan los hombros. Recomendable si queremos resaltar dicha parte, como si tenemos un cuerpo de triángulo invertido.

Bardot

Da sin lugar a dudas mucha sensualidad y ayuda a que resalten los brazos delgados. Mejor evitar su uso en el caso de que tu cuello sea corto o de gran grosor.

Palabra de honor

Es bueno optar por este escote en el caso de que los hombros sean normales o cuadrados. Son muy favorecedores para los mujeres que tienen los brazos delgados. Ello ayuda también a que mejore la silueta de triángulo invertido.

Asimétrico

Vale para cualquier clase de busto por sus divergencias. Todo ello depende de la forma de destacar los atributos de cuello o de hombros.

Estatura y largo del vestido

Cuando vamos a adquirir un vestido es necesario valorar que la altura tiene que beneficiarse de ello. Por todo ello es necesario seguir una serie de consejos, de tal forma que el largo del vestido no pueda afectar a tu apariencia, en especial cuando seas una mujer de reducida estatura.

Chicas de menos de  1,60 metros

Cuando midas menos de esto, lo mejor es usar vestidos pequeños para estilizar y que se alargue la figura. Los vestidos que son de falda corta o hasta la rodilla son bastante recomendados.

Es una manera de aportar mayor altura a tu apariencia es que lleves un escota en forma de V que pueda resaltar tu cuello.

En el caso de que tengas que llevar vestido largo, una buena opción es que lleves uno estrecho hasta los tobillos.

La tela tendrá que contar con una caída que sea natural y suave. No te pongas estampados de gran tamaño, tampoco vestidos rectos o que tengas cortes en la cintura. O mejor es elegir una prenda unicolor y que tenga escote de tipo halter.

Chicas de gran altura

En el caso de que seas bastante alto, lo mejor es optar por vestidos largos que ayuden a que se acentúe la silueta. Es posible jugar con los estampados y que esa combinación de texturas sea atractiva.

Al ser tu figura de gran versatilidad, no debes perder la oportunidad de utilizar un vestido mini que ayude a que destaquen los mejores atributos que tengas. Puedes acompañarlos de sandalias finas y delicadas o unos botines que se sumen a tu imagen. No olvides que el calzado también es importante.

Consejos finales en la elección de vestido

Siempre, como nos dicen desde la tienda experta de vestidos lapepaalicante.com/es, es importante pensar antes de comprar un vestido. Hay factores como la propia confección, el confort, los estampados o los movimientos que permita que van a ser importantes de cara a tomar una decisión al respecto.

Determinación de la ocasión

Para ello es necesario seleccionar el vestido ideal para la ocasión. No es lo mismo vestirse para una cita de las clásicas románticas que para una fiesta de gala.

Selección del color

La ropa que uses tiene que ser armónica con el tono de piel y los accesorios que se puedan usar. En el caso de que el vestido sea de estampados, tendrá que ir acorde con la ocasión.

Verificación de la comodidad

Fundamental moverse fácilmente y no como si fueras un robot. Por ello, lo mejor es evitar telas que puedan causar incomodidades o alergias varias.

Probar antes de adquirir

Por ello es fundamental comprobar si el vestido va a quedarte bien en las zonas que necesites. Así ganarás confianza.

Deseamos que esta guía haya sido de utilidad para ti. Sabemos que a veces no es fácil elegir entre tanta oferta y estilos, pero siempre es bueno tener una serie de nociones que nos permitan sacar más partido a nuestra fisonomía y que vayamos con algo cómodo y favorecedor. ¡Suerte con tu elección!

Compártenos

Últimas publicaciones

Publicaciones relacionadas

La ropa personalizada, conoce más...

La ropa personalizada, cada vez está más de moda y es algo que nos confirman desde ya los la empresa anitials.com, que llevan ya un tiempo siendo una de las destacadas en el este segmento. No nos olvidemos que la moda es de los sectores que está sujeto a más…

Innovación en la que puedes confiar: los 5 desarrollos tecnológicos más importantes para prácticas arquitectónicas inteligentes

Antes de que el avión reemplazara a la diligencia, entregar cartas a largas distancias era un proceso que llevaba meses. Antes de la invención de la lavadora, lavar la ropa era un trabajo agotador y sudoroso. Y antes de que la grúa revolucionara la industria de la construcción, la construcción…

¿Cómo elegir al cirujano ideal para ti?

¿Cómo elegir al médico cirujano ideal para ti? Una de esas preguntas que muchos pacientes se hacen como nos comentan desde sus años de labor profesional en cqcaleroymanzano.com, por eso hace falta hablar un poco del tema para así poder clarificarlo. ¿Qué hace un cardiólogo pediatra? Con frecuencia se oye…