Internet amplía los catálogos de joyas para navidad.

Los joyeros saben que la venta de joyas se dispara en fechas señaladas: San Valentín, el Día de la Madre o la Campaña Navideña. Internet permite conocer las tendencias que triunfan en cada temporada y descubrir nuevos proveedores para tener listos los catálogos para esos días.

Los gustos van variando con el tiempo, también en joyería. Metales blancos como la plata y el platino han desplazado a otros más llamativos como el oro amarillo. Frente a eso, cada año, determinadas propuestas de diseño crean tendencia.

Joan, que tiene una joyería en Cala Mayor, en la playa de Palma de Mallorca, nos confiesa que recurre a internet con frecuencia para conocer las joyas que se estilan cada temporada. La red le permite, también, entrar en contacto con mayoristas que ofrecen artículos interesantes. En ocasiones, hace pequeños pedidos de joyas que piensa que puede vender con facilidad, actualiza su catálogo y amplía su red de proveedores. Recientemente, hizo un pedido a Babu, un mayorista de joyería que opera online para toda España.

La actualización del catálogo es fundamental para que una joyería se mantenga en el candelero. Sobre todo cuando llegan campañas importantes como Navidad, en la que la venta de joyas supone entre un 33 y un 60% de las ventas de todo el año.

Fechas en las que se dispara la venta de joyas.

Hoy, las campañas de venta, más que una operación de marketing, son un sistema de funcionamiento. Una joyería debe estar abierta durante todo el año, puesto que en cualquier momento un cliente puede demandar una joya para uso propio o para regalarla en una situación particular. Sin embargo, se sabe de ante mano que determinadas fechas concentran la venta de joyas de forma generalizada. Esos días, la compra de una joya deja de ser un acto personal para convertirse en un fenómeno social.

El blog Marketing 4 e-commerce señala que todo comercio, tanto online como físico, debe tener presente su calendario de campañas para organizar la actividad del año. Esto implica tener el catálogo optimizado y efectuar acciones de difusión y marketing para dar a conocer el producto y a traer a los compradores.

En joyería, estas son 4 campañas decisivas, en las que se concentra el 80% de las ventas.

  • San Valentín.

Celebrada el 14 de febrero, es la primera campaña del año después de navidad que repercute especialmente en la joyería. Esta fecha, institucionalizada internacionalmente como el día de los enamorados, se caracteriza por la entrega de regalos entre las parejas como muestra de amor. Nada refleja mejor el amor que se procesa por nuestra compañera o compañero que el regalo de una joya. Un mensaje que expresa que la llama aún sigue viva.

La compra de regalos para San Valentín comienza a finales de enero. La primera semana de febrero suele representar un aumento de ventas del 11% respecto a la venta habitual de joyería. Un estudio publicado por la plataforma Outvio señala que en España, en el San Valentín de 2022, se produjo un incremento de venta del 18% respecto al año anterior. Una tendencia que muestra que se trata de una tradición que se está arraigando cada vez más en nuestro país.

  • El Día de la Madre.

Celebrado el primer domingo de mayo, las compras efectuadas esa semana, pensadas como un regalo para la madre, repercuten especialmente en joyería y en moda. A diferencia de las del día del padre, celebrado el 19 de marzo, día de San José, donde los regalos se centran más en tecnología y ocio.

Una joya es el regalo que mejor expresa el amor que siente un hijo o una hija por su madre. Es bella y duradera, como el amor filial. A pesar de los distintos vaivenes que hemos vivido en economía, los datos señalan que el gasto medio por persona para esa fecha ronda los 50 €. Una cifra que no ha variado en los últimos años. Esto supone una entrada estable para los joyeros.

  • Black Friday

Celebrado el viernes posterior al Día de Acción de Gracias, generalmente, el último viernes de noviembre, esta campaña también tiene repercusión en el sector de la joyería. Sobre todo, porque los consumidores aprovechan estas ofertas para adelantar las compras navideñas.

El Black Friday, en realidad, se prolonga durante todo el fin de semana: viernes, sábado y domingo. Esos días se aplican descuentos sobre productos que se van a comercializar en navidad. Según la empresa consultora Deloitte, los consumidores españoles adelantan ese fin de semana las compras navideñas, gastando en torno a un 23% del presupuesto que tienen previsto para regalos.

El Black Friday surge como una estrategia comercial anglosajona cuyo objetivo era vaciar el stock acumulado antes de la campaña navideña y como un test para comprobar que artículos se venden más con vistas a la navidad.

Las grandes cadenas comerciales han adoptado a esta estrategia e indirectamente han arrastrado consigo a todo el comercio. Para el sector de la joyería, aunque no es la campaña más lucrativa, es una oportunidad interesante en la que aumentar ingresos.

  • Navidad.

Es la campaña de regalos más importante del año. La web de datos Statista señala que cada español gasta una media de 270 € en regalos durante las fiestas. El carácter familiar de la navidad, unido al hecho de que se ha cobrado la paga extra, hace que la costumbre de hacer regalos no se limite a los niños, los destinatarios originales, sino que se extienda también a los adultos. Todos hacemos y recibimos regalos esos días.

En el mundo de tradición católica y, especialmente, en España se fijan dos fechas para hacer regalos. Nochebuena, la noche del 24 de diciembre, y la noche de reyes, el 5 de enero. Lo que multiplica considerablemente las ventas.

Respecto a los regalos entre adultos, un papel importante lo ocupan las joyas. Sobre todo si con el regalo pretendemos expresar un sentimiento de amor o de cariño respecto a la persona agasajada.

Las joyas que son tendencia.

La joyería moderna, a diferencia de la que triunfaba décadas atrás, se caracteriza por ser elegante, discreta, personalizada y polivalente.

Con su carácter de discreción y elegancia, las joyas que se venden en la actualidad no pretenden llamar la atención sobre el estilismo que lleva la persona que las luce. Más bien, es un complemento que realza el conjunto. Esto ha hecho que tengan un diseño más delicado, presentándose como un sutil detalle perfectamente integrado, que es necesario buscarlo para apreciarlo como elemento aislado.

La personalización es otro aspecto clave en la joyería contemporánea. Como si un amuleto personal fuera, los consumidores actuales gustan de lucir joyas con pequeños detalles que subrayan sus gustos o determinados aspectos de su personalidad. Esto ha hecho que triunfen joyas con piezas simbólicas como una luna, una estrella y propuestas como las pulseras de Charms, con accesorios que permiten que el usuario las pueda personalizar a su gusto.

Las personas que llevan joyas hoy en día priman su carácter polivalente. Prefieren joyas versátiles que puedan llevar en cualquier ocasión. Desde ponérselas para ir a trabajar a la oficina como para salir una noche de fiesta. Desean joyas para vivirlas, no para tenerlas guardadas en un cajón hasta que llegue la oportunidad de ponérselas. Esto no disminuye su calidad, sino que implica una concepción diferente de la joyería, que influye en su diseño.

Dentro de estas pautas generales que se llevan observando en los últimos 10 años, cada año aparecen tendencias que marcan el tipo de joyas que se van a llevar en cada temporada. La revista Elle recoge en un artículo las tendencias que han triunfado este 2023. Estas son algunas de las más destacadas:

  • Plata esculpida. Algunos estilistas coinciden en señalar que el 2023 ha sido el año de la plata. En ventas ha logrado desplazar al oro, en cualquiera de sus variedades. Dentro de las joyas de plata, han triunfado aquellas que adoptan formas caprichosas. Como pulseras que parecen una serpiente enroscada que pretende morderse la cola o brazaletes que adoptan formas vegetales.
  • El cordón sustituye a la cadena. Los cordones, como si fueran un cable metalizado, han sustituido a las tradicionales cadenas formadas por eslabones. Esto lo hemos podido ver en pulseras, collares y gargantillas.
  • El triunfo de la logo-manía. El logotipo de una marca aparece destacado en el diseño de la joya. Puede presentarse en grandes dimensiones o de una manera más discreta, pero es frecuente encontrarlo en multitud de joyas. Logotipos como Dolche & Gabbana, Chanel o Viceroy aparecen de forma clara aportando un toque de distinción al artículo.
  • Un guiño a la naturaleza. El uso de detalles con forma de flores, hojas e, incluso, conchas marinas, se ha podido observar en joyas de todo tipo. Una reivindicación de la belleza existente en la naturaleza y una conexión con la conciencia ecológica cada vez más arraigada en la sociedad.

Todos estos rasgos y algunos más se pueden observar a poco que naveguemos un poco por internet. La red está contribuyendo a la diversificación de la joyería.

Compártenos

Últimas publicaciones

Publicaciones relacionadas

De repente rico: 5 consejos para los nuevos millonarios de lotería

¿Qué haces si te toca la lotería y de repente te haces rico? La mayoría de los españoles sueñan con ganar millones en la lotería. Si ganas el gran premio mayor y te conviertes en millonario de la lotería de una sola vez, hay algunas cosas que debes tener en…

Descubre el paraíso con una casa frente al mar en alicante

Alicante, la perla brillante de la Costa Blanca, España, impresiona por su encantadora y natural belleza. Conocida por sus vastas playas de arena dorada, su clima cálido durante todo el año y su atmósfera animada y amigable, Alicante se ha consolidado como uno de los destinos más deseados del Mediterráneo.…

¿Cuáles son los juicios más mediáticos de nuestro país en los que ha intervenido un abogado penalista?

A lo largo de la historia reciente de España, varios juicios han captado la atención del público debido a su relevancia política, social y mediática. En estos procesos, los abogados penalistas han desempeñado un papel crucial, no solo en la defensa de sus clientes sino también en el desarrollo del…