La terraza cobra protagonismo en nuestro hogar

Casi todos estaremos de acuerdo en que el año 2020 ha marcado un antes y un después en nuestras vidas. La pandemia declarada a raíz del covid-19 nos ha hecho pararnos y dar una nueva orientación de cara al futuro, pasamos más tiempo en casa y deseamos estar lo más cómodos y confortables posibles, añoramos poder disfrutar del aire libre, el sol, el espacio… y por eso volvemos la vista y anhelamos tener un jardín, un patio, un balcón, una terraza… para disfrutar todo el año. Si eres una de esas personas afortunadas que tiene la inmensa suerte de poder disfrutar de una terraza en la vivienda podrás hacer que cobre protagonismo y se convierta en una prolongación del salón, para ello debemos tener en cuenta los siguientes elementos:

  • La privacidad. La primera observación que debemos plantearnos es ¿nuestra terraza o balcón está expuesto a la curiosidad y miradas de vecinos y extraños? Si la respuesta es afirmativa no te amilanes por ello, actualmente en el mercado existen infinidad de sistemas que nos ayudan a ganar privacidad a la vez que incrementan la protección otorgando un toque cálido y decorativo al lugar, como por ejemplo celosías, setos, arbustos, mallas de ocultación, cañizo, brezo, mimbre, etc.
  • El suelo. Aporta calidez, comodidad y belleza al espacio exterior acondicionamiento el suelo como se merece. La madera natural es una apuesta segura y duradera, siempre que esté tratada, se presenta en diversos formatos para escoger el que mejor se adapte a nuestros gustos o necesidades, tipo baldosa, en lamas de diferentes tamaños, tonos o acabados, pero si no deseas tener que preocuparte por el mantenimiento una estupenda opción son los suelos de composite, una madera sintética resistente al agua, al sol, a las heladas, a la humedad… o las clásicas baldosas cerámicas, el césped artificial, etc.
  • El mobiliario. Dependiendo del tamaño del espacio y el uso que le vayamos a dar adaptaremos el mobiliario. Si lo que os gusta es comer al aire libre, una mesa con unas sillas será la opción ideal, pero si lo que te gusta es relajarte leyendo un libro o disfrutar del atardecer lo mejor será colocar un cómoda sofá, un par de butacas o unas tumbonas. Y por supuesto, si no hay problemas de espacio todo ello será bienvenido.
  • La sombra. Para poder disfrutar de la terraza durante todo el año y limitar la entrada del calor un toldo es la opción perfecta para regular la temperatura y proporcionar una sombra adecuada a la zona. En el mercado existen múltiples variedades de modelos, formas, colores, materiales, tamaños y precios para que poder escoger el que mejor se adapte a nuestros gustos y necesidades. En este sentido, si siempre queremos acertar, nosotros os recomendamos que os paséis por Toldos Clot, donde sus más de 30 años de experiencia en la fabricación e instalación de toldos los hacen ser una de las voces más autorizadas del sector y, por tanto, una de las mejores fuentes de consejo y opción del mercado.
  • Las plantas son un elemento esencial en la decoración de una terraza, aportan ese verdor, frescor y nos ponen la naturaleza a nuestro lado. Unas macetas con unos geranios, rosales, una trepadora o algún arbusto bastarán para llenar de belleza nuestra terraza.
  • ¿Qué sería una terraza sin unos buenos cojines mullidos y de vivos colores? Resultaría un poco sosa, desangelada… por ello dale vida repartiéndolos por sofás, butacas o incluso en el suelo encima de una alfombra, pero eso sí que sean alegres y coloridos para proporcionar vida al lugar. El tipo de tejido es importante que sea especial para exterior para que resista los rayos del sol y las inclemencias del tiempo. Y no te olvides de colocar alguna manta para abrigar esas tardes un poco frías o aireadas.
  • Iluminación. Para disfrutar de una velada al anochecer ilumina tu terraza, farolillos, guirnaldas, lámparas solares, velas… ayudaran a crear un ambiente cálido, romántico y acogedor.

El cuidado de los muebles de fibras naturales

Tanto los muebles de mimbre como los de fibras vegetales necesitan un mantenimiento y cuidados especiales. Así para su limpieza diaria bastará con utilizar un paño humedecido en agua caliente, si presenta mucha suciedad se utilizará un cepillo con detergente para que el producto penetre en las fibras trenzadas y se dejará secar.

Este tipo de mobiliario se usa de manera habitual en exteriores por lo que es conveniente proceder a su barnizado para asegurarnos un correcto mantenimiento, lo más recomendable es utilizar una pistola, ya que así nos aseguraremos de que el barniz penetre bien en todas las fibras.

Deja una respuesta